¿Por qué se producen las bajadas de tensión?

La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra la pared de las arterias. Pues bien, hoy hablamos de las situaciones en las que ésta fuerza es más baja de lo normal.

La hipotensión o presión arterial baja tiene lugar cuando los valores en el tensiómetro indican cifras de 90/60 mm Hg en la tensión sistólica (máxima) y diastólica (mínima) respectivamente. No obstante, estos valores son muy relativos, ya que dependiendo de cada persona, puede ser normal tener unos valores más altos o más bajos de tensión. Es por ello fundamental detectar posibles síntomas asociados a bajadas de tensión.

Las causas más comunes de padecer hipotensión, vienen relacionadas con la ingesta de fármacos de tipo diurético, antidepresivos y ansiolíticos. Además, se pueden dar bajadas de tensión asociadas a situaciones específicas, como ocurre en el periodo de gestación, o a enfermedades de tipo cardiovascular o endocrinas como en el caso de la diabetes.

Los meses de verano, suelen ser los más difíciles de llevar para aquellas personas que sufren hipotensión, ya que las altas temperaturas y la falta de apetito, junto a la deshidratación, juegan un papel muy importante en estas situaciones.

Consejos para evitar posibles bajadas de tensión

  • Realiza siempre 5 comidas diarias. Los periodos de ayuno, es decir, la bajada de los niveles de azúcar en sangre, suelen relacionarse con la bajada de tensión.

  • Consume hidratos de carbono de absorción lenta, ya que controlarás los niveles de glucosa en sangre.

  • Mantente bien hidratado: Es importante beber abundante agua, así como ingerir alimentos ricos en líquidos. Por otro lado, hay que tener cuidado con la ingesta de diuréticos y bebidas alcohólicas ya que se favorece la deshidratación.

  • Bebe pequeños sorbos de agua aun sin tener sed. La sensación de sed aparece cuando nuestro organismo ya está deshidratado.

  • Es importante valorar el consumo de sodio en la dieta, ya que puede ser una de las causas que produzcan la bajada de tensión. Así mismo, se ha de valorar el consumo de potasio y el equilibrio entre ambos minerales.

  • Mantén una vida activa. El movimiento activa la circulación, mejora el retorno venoso y contribuye a que la sangre fluya mejor.

Ante una bajada de tensión es importante identificar la causa (cambios de postura, calor, periodos de ayuno, deshidratación…).

Consumir bebidas con cafeína y azúcar ante una bajada de tensión puede mejorar la situación ya que la cafeína favorecerá el bombeo cardiaco y el azúcar subirá los niveles de glucosa en sangre rápidamente.

Si la hipotensión se debe a los cambios bruscos de postura, se aconseja levantarse despacio y mantener los pies en alto mientras se esté sentado o tumbado para favorecer el bombeo cardiaco.