Sopa de patatas y verduras

Hoy os presentamos un plato sencillo de elaborar y que sirve para toda la familia.

Ingredientes para 4 personas

  • 1 bolsa de sopa juliana (verduras frescas)
  • 1 cabeza de ajo
  • 2 patatas medianas
  • 2 lonchas de jamón serrano
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Especias: Pimentón, pimienta blanca, comino molido y comino entero.

Elaboración

Pelamos y machamos los dientes de ajo. Parece mucha cantidad para ser un alimento con tanto sabor pero al sofreír al ajo y después cocerlo, su sabor no resulta nada fuerte y nos aporta muchos beneficios.

Una vez machado el ajo, ponemos un poquito de aceite de oliva virgen en la cazuela y añadimos el ajo. Vamos removiendo sin dejar de vigilarlo para que se dore sin llegar a quemarse. Cuanto falten un par de minutos para que el ajo esté listo, se añade el jamón cortado en tiras muy finitas, añadimos también un poco de pimentón y removemos.

Ahora, añadimos las verduras frescas cortadas en juliana y lo dejamos que se vaya rehogando todo junto para que se reduzca el volumen de la verdura.

En este ratito y sin dejar de vigilar el fuego, pelamos las patatas y las cortamos en dados pequeños. Las añadimos a la cazuela y seguimos removiendo para que las verduras se reblandezcan y cojan todo el sabor del sofrito de ajo.

Ahora, añadimos agua tibia hasta cubrir todo el volumen y un vaso más, ya que la sopa tiene que reducir. Es el momento de añadir un par de pellizcos de comino molido y unos granos de comino entero, un poquito de pimienta blanca y sal al gusto. En pocos minutos a fuego medio, la patata estará tierna y habrá adquirido todo el sabor de los ingredientes. Es el momento de retirar la sopa y servirla caliente como primer plato.

Comentarios del dietista

Aprender a elaborar sopas y preparaciones sabrosas a partir de alimentos naturales nos permite alejarnos de los concentrados para caldos y los saborizantes sin ningún esfuerzo, y esto es algo muy importante para llevar cada día una alimentación más natural que nos ayude a mantenernos sanos más tiempo.

Esta sopa es realmente nutritiva (ya que lleva una gran cantidad de verduras, hortalizas y patata que contienen un alto porcentaje de vitaminas, minerales y antioxidantes), pero a la vez es muy ligera ya que las verduras son alimentos con un gran aporte de agua y con partes no digeribles (fibra alimentaria).

La patata contiene hidratos de carbono en forma de almidón y es el elemento (junto al aceite) que más aumenta el contenido calórico del plato. Sabiendo esto, los que estén a dieta pueden reducir la cantidad de aceite y patata si tienen pensado consumir esta sopa en la cena o si van a consumirla al mediodía, pero ya han tomado muchos hidratos a lo largo de la semana.