Antioxidantes

Hemos oído hablar en multitud de ocasiones de los beneficios de los antioxidantes pero, ¿sabemos realmente lo que son y dónde podemos encontrarlos? Hablaré de los antioxidantes de forma clara y sencilla para que puedas aprovechar lo mejor de ellos.

Los radicales libres presentes en nuestro organismo son los causantes del daño celular. El simple gesto de respirar, produce radicales libres que normalmente nuestro cuerpo puede contrarrestar. Sin embargo, la mala alimentación, el estrés, la contaminación y los medicamentos entre otros factores aumentan notablemente la presencia de radicales libres en nuestro cuerpo, haciendo que los recursos endógenos de nuestro organismo sean insuficientes a la hora de evitar el daño celular, apareciendo así enfermedades entre las que destacan algunos tipos de cáncer y las de origen cardiovascular.

Se ha demostrado que llevar una dieta sana, variada y equilibrada ayuda a proteger y mejorar nuestra salud, y como la “prevención” es siempre una estrategia mejor que el “tratamiento”, este tipo de dieta ha despertado gran interés entre profesionales sanitarios y científicos de todos los rincones del mundo.

¿Qué son los antioxidantes?

Son moléculas presentes en los alimentos capaces de bloquear la actividad de los radicales libres, evitando de este modo el envejecimiento prematuro y la posible aparición de enfermedades crónicas.

¿Cómo es una dieta rica en antioxidantes?

En una dieta de este tipo encontraremos siempre gran abundancia de frutas y verduras, que son alimentos tremendamente ricos en antioxidantes. Otros alimentos importantes desde este punto de vista son los aceites de vegetales, los pescados azules, así como los cereales y legumbres. La Dieta Mediterránea es una de los mejores ejemplos de dieta rica en antioxidantes.

¿Son todos los antioxidantes iguales?

No, podemos clasificarlos en tres grandes grupos:

  • Vitaminas
    • Vitamina A y carotenos La vitamina A o retinol se encuentra en alimentos grasos como aceites de pescado, hígado, yema de huevo y productos lácteos. Los carotenos aparecen en los alimentos de origen vegetal de color rojo, naranja o amarillo. Es un potente antioxidante y una vez ingerido, tiene la capacidad de transformarse en vitamina A. Éstas refuerzan el sistema inmune, y se relacionan con prevención de enfermedades a nivel ocular y cardiovascular.
    • Vitamina C Uno de los más valorados. Se encuentra en cítricos, como la naranja o el pomelo, y en otros alimentos como pimientos y tomates. Además de su capacidad antioxidante, ayuda a prevenir los ateromas de colesterol, nos protege contra infecciones y produce colágeno que evita las arrugas y el envejecimiento.
    • Vitamina E Se encarga de la prevención de enfermedades cardiovasculares. Presente en los aceites de origen vegetal como por ejemplo el aceite de oliva, los frutos secos y cereales.

  • Oligoelementos
    • Selenio Se ha demostrado su capacidad preventiva frente al cáncer de próstata y consigue potenciar el efecto de otros antioxidantes. Presente en avena, marisco y huevo entre otros.
    • Zinc Previene el deterioro cognitivo y abunda en ostras, yema de huevo y cereales principalmente.

  • Compuestos fenólicos Están cobrando cada vez más relevancia entre los antioxidantes debido a su importante papel como antiviral, antiinflamatorio, vasodilatador y antialérgicos. Están presentes en alimentos vegetales como legumbres, aceite de oliva, frutas rojas, cítricos, uvas, vino tinto y aceitunas. En este grupo son muy conocidos los taninos del vino y los flavonoides presentes en verduras verdes y uvas negras.

Artículo relacionado: Cómo reduce nuestro cuerpo los radicales libres