Dieta depurativa

Los primeros meses del verano suelen ser para todos unos meses de excesos y desorden de comidas. Hacer un paréntesis en la dieta es bueno desde el punto de vista psicológico siempre que se lleve a cabo con algo de coherencia y no se mantenga durante demasiado tiempo.

Comer en restaurantes, bares o chiringuitos supone, no sólo un extra de calorías, sino que se ingieren alimentos condimentados con mayores cantidades de aceites (en la mayoría de los casos reutilizados y por tanto, perjudiciales para la salud por su alto contenido de toxinas) y otras grasas de peor calidad como margarinas o mantequillas, sal, pastillas o caldos concentrados… Todo esto aumenta el estrés oxidativo de nuestras células, la retención de líquidos y la cantidad de toxinas de nuestro cuerpo.

Con la llegada de la nueva temporada, ya descansados y con las pilas cargadas, es la hora de ponerse manos a la obra con la alimentación sana para desintoxicarnos y ponernos a punto para comenzar nuestro trabajo o estudios con energía y vitalidad. Veremos un menú de dieta depurativa para este objetivo:

  • Desayuno: Té verde con leche desnatada + Cereales integrales sin azúcar + Zumo de pomelo sin azúcar.
  • Media mañana: Un plátano (si llevamos una vida activa) o naranja (en caso de personas sedentarias).
  • Comida: Alcachofas rehogadas + Merluza en salsa bilbaína + Pan integral + Infusión de diente de león y escaramujo.
  • Merienda: Tomate natural en rodajas con ajo en polvo y 4 lonchas de fiambre de pavo.
  • Cena: Sopa depurativa (ajo, zanahoria, nabo, puerro, apio, cebolla, col, tomate, pimiento y patata) + Pechuga de pollo asada con guarnición de ensalada de endibias, escarola y rabanitos + Infusión pasiflora.

Es importante destacar que hay que prescindir de las infusiones citadas en el ejemplo de menú en los casos de mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. En adultos sanos y en situación fisiológica normal, no se recomienda tomar las citadas infusiones más de uno o dos meses seguidos por su efecto diurético principalmente.

Con este tipo de dieta conseguiremos reducir el estrés oxidativo de nuestras células y con ello el envejecimiento celular prematuro por la presencia de antioxidantes naturales, además de eliminar toxinas a través de la orina, las heces y la piel, arrastrar los radicales libres del oxígeno a nivel intestinal por la gran presencia de fibra y facilitar el sueño reparador con la ayuda de la pasiflora y una cena ligera.

A cuidarse! :)