Diciembre, ¿cómo afrontar el mes de los excesos?

Comer saludable en diciembre

Diciembre es sinónimo de estrés, cenas, compras… en definitiva, excesos.

Caer en la tentación es fácil, en el supermercado tienes a tu alrededor cientos de productos colocados de forma estratégica animándote a comprarlos. En la televisión, los anuncios de turrón y dulces navideños invaden los espacios publicitarios e incluso en todas las casas que visitas, te asaltan con una bandeja llena de tentaciones.

También es la época de las cenas de empresa, con los amigos y familiares, en las que las ensaladas y verduras brillan por su ausencia.

Elige para tus cenas productos sanos.

¿Quieres renunciar a todos estos placeres?

Seguro que no. Llevas todo el año esperando a diciembre, planeando dónde ir y qué hacer.

Es un mes en la que la tradición se impone al cuidado de nuestro cuerpo. Lo importante es no dejar de comer de manera saludable, incluso en los días más señalados. No obstante, las comidas de navidad suelen estar elaboradas en casa, con los mejores productos del mercado, ya que son elegidos por las familias para esta ocasión, y con el mejor de los ingredientes: el amor.

Buenos hábitos, sin renunciar a nuestros compromisos sociales.

Teniendo esto en cuenta, nuestra recomendación es la siguiente; disfruta de tus seres queridos, de la vuelta a casa, del reencuentro con familiares y amigos, de la comida casera e intenta evitar los fritos, las grasas saturadas y el exceso de alcohol, de esta forma en enero será más fácil ponerse al día.

Los días que no tengas compromisos sociales, aprovecha y cuida lo que comes. Elige productos sanos, introduce en tu dieta frutas y verduras, y no olvides realizar algún tipo de ejercicio físico. De esta forma en enero te costará menos empezar el año con tu nuevo propósito: tener una dieta equilibrada.

Otros artículos de Navidad:

5 gestos que aligeran las grandes cenas de Navidad
Ideas para aligerar las calorías durante las fiestas
Platos preparados ideales para Navidad