Adelgazar después de Navidad

Tras estos días tan señalados llenos de comidas abundantes y muy elaboradas, salsas, dulces y alcohol es normal que la báscula refleje un aumento de peso. Veremos las claves para librarnos de esos kilos de forma correcta.

En primer lugar hay que destacar que tras los excesos o por el simple hecho de tomar comidas más sabrosas (ricas en sal) y alimentos azucarados nuestro cuerpo va a retener más líquidos. El peso extra que viene dado por la retención se perderá de forma natural en pocos días, nada más que normalicemos la dieta.

El peso que hemos acumulado en grasa se pierde de una forma más lenta y es el que realmente debe preocuparnos pues la grasa es la única causante del sobrepeso. Para saber si hemos acumulado peso en grasa debemos prestar atención al volumen corporal, por lo que si los vaqueros nos quedan más ajustados ¡hay que seguir una dieta para quemar grasa!

Para perder peso en grasa debemos optar por una dieta equilibrada, densa en nutrientes pero baja en calorías. Este tipo de dieta nos permite quemar sólo la grasa acumulada manteniendo intacta nuestra masa muscular e impidiendo así el efecto rebote.

¿Cómo debe ser nuestra dieta tras las fiestas?

  • Rica en fibra y antioxidantes Tras los excesos se recomienda seguir una dieta que “desintoxique” nuestro cuerpo reduciendo el estrés oxidativo de nuestras células. Tanto la fibra como los antioxidantes son especialmente abundantes en las frutas y verduras.

  • Baja en grasa Las grasas indeseables deben pasar a un segundo plano pues consiguen aumentar notablemente el estrés oxidativo de nuestro cuerpo.

  • Suficiente en proteína La proteína no puede faltar en la dieta pues si escasea, perderemos masa muscular y nuestro cuerpo quemará cada vez menos calorías. Se recomienda elegir alimentos proteicos bajos en grasa como carnes de ave, caza o ternera magra, pescados blancos, huevos y lácteos desnatados.

  • Repartida en 5 comidas al día No debemos olvidar que las tomas de desayuno, media mañana y merienda son muy importantes a la hora de quemar grasa. Comiendo varias veces al día conseguimos mantener el metabolismo activo, quemando calorías continuamente. Se recomienda que no pasen más de 4 horas entre cada comida.

  • Adecuada ingesta hídrica Beber dos litros de agua al día nos ayudará a deshacernos con mayor facilidad del exceso de líquido retenido debido a los excesos.

Ejemplo de dieta para después de Navidad

  • Desayuno Lácteo desnatado (leche o yogur) + Pan o cereales integrales + Fruta.

  • Media mañana y merienda Una o dos piezas de fruta en cada toma.

  • Comida 4-5 días/semana: Optar por un primer plato a base de verduras + Segundo plato a base de carne magra, pescado blanco o azul. 2-3 días/semana: Un primer plato a base de pasta y arroz o legumbres + Ensalada o plato de verduras ligerito.

  • Cena Un primer plato a base de verduras + Un segundo plato a base de carne magra, pescado blanco, marisco o huevo.

Hay que evitar seguir dietas demasiado restrictivas, ayunos o dieta a base de sólo fruta o líquidos. Estás dietas enfocadas a perder peso rápidamente nos hará perder mucha masa muscular y al terminarlas, tendremos mayor tendencia a engordar.