La fresa y sus propiedades

La fresa es una fruta que debe estar presente en nuestra alimentación diaria por todos los beneficios saludables que nos aporta.

Las fresas, como la mayoría de las frutas, destacan por su contenido mayoritario de agua (89,6%) seguido del azúcar (7%) lo que hace un alimento con un aporte bajo en calorías perfecto para incluir en dietas de adelgazamiento, ya que una ración de fresas (200g) equivalen a 84 kcal. Si lo comparamos con las calorías que necesita diariamente una persona adulta (aproximadamente, 3000 kcal/día en hombres y 2300 kcal/día en mujeres) supondría entre un 2,8%-3,7% de la energía total. Sobretodo, no hay que olvidar que son una fuente fundamental de vitaminas y minerales. Respecto al contenido de minerales, el potasio es el componente mayoritario, seguido del fósforo, calcio y magnesio. La vitamina mayoritaria es la vitamina C.

Las fresas se caracterizan por ser una de las frutas más ricas en antioxidante debido a su alto porcentaje en vitamina C (mayor que en las naranjas o limones), y de componentes fenólicos (antocianinas, quercetina, kampferol), juntos potencian la prevención del envejecimiento prematuro y de la aparición de enfermedades crónicas, evitando reacciones o sustancias adversas para nuestro organismo.

A los compuestos fenólicos se les atribuyen también otros beneficios importantísimos, como son: la prevención cardiovascular, protegiendo al sistema vascular impidiendo la formación de placas de ateroma; por su acción antiinflamatoria, como por ejemplo, la presencia de ácido salicílico en las fresas que también evita la formación de coágulos en la sangre. Y también varios estudios han observado acción anticancerígeno de ciertos componentes fenólicos, como el ácido elágico presente en un alto porcentaje en las fresas.

Por otro lado, las fresas contienen un alto contenido en fibra mejorando el tránsito intestinal y si añadimos que aportan baja cantidad de azúcares hace que sea una fruta muy adecuada en la dieta de los diabéticos, ya que equilibra los niveles de glucosa en sangre, evitando picos altos de glucosa.

Por todo esto, es importante incluir en nuestra dieta esta fruta tan beneficiosa. A continuación os damos unas ideas para tomar durante la media mañana y la merienda:

¡A disfrutar de su sabor y propiedades nutricionales!