Ensalada refrescante

A veces cuando estamos a dieta nos complicamos la vida buscando alternativas distintas, nuevas recetas o nuevos sabores. Sin embargo, echándole un poco de imaginación las recetas de toda la vida pueden aportar a nuestro paladar sensaciones distintas:

Ingredientes (para una persona)

  • 1 tomate de ensalada
  • ½ Pimiento verde
  • Un trocito de cebolla
  • Unas hojas de lechuga
  • 3 banderillas en vinagre
  • Limón
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Elaboración

Cortamos el tomate en dados y lo llevamos a una ensaladera. Ahora, añadimos el pimiento verde y la cebolla, ambos cortados en trozos muy pequeñitos y la lechuga también picada muy fina. Para que vaya adquiriendo sabor, añadimos el aceite, el zumo de limón (al gusto), la sal y la pimienta y removemos bien. Ahora, separamos las banderillas en vinagre del palillo y las cortamos también en cuadritos pequeños, volvemos a remover y ya tenemos una ensalada lista para servir con un sabor totalmente distinto pero con los ingredientes de toda la vida.

Comentarios del dietista

Es una mezcla muy interesante desde el punto de vista del sabor y desde el punto de vista nutricional, ya que el tomate presenta un antioxidante muy potente llamado licopeno y por otra parte, la cebolla contiene también otros fitonutrientes muy beneficiosos llamados organosúlfidos. Los últimos estudios relacionan estos compuestos sulfurados con una prevención del cáncer de pulmón.

Hay que tener cuidado en los casos de hipertensión porque los encurtidos, aunque son muy ligeros y totalmente aptos para dieta, sí presentan grandes cantidades de sal por lo que las personas que quieren disfrutar esta ensalada y tengan la tensión muy disparada deben incluir menos banderillas o bien, poner las 3 banderillas y prescindir de la sal.