Ensalada china

Esta semana proponemos una ensalada totalmente atípica para no caer en la monotonía de algunas dietas de adelgazamiento. Sabemos que la variedad de sabores es muy importante para sentirnos satisfechos y a gusto con nuestra dieta, por lo que optar en ocasiones por ingredientes poco típicos en nuestra gastronomía es una buena idea.

Ingredientes (para una persona)

1/2 repollo chino en rebanadas finas.
25 grs. de brotes de soja.
1/4 diente de ajo.
25 grs. de palmitos.
25 grs. de pimiento morrón rojo.
25 grs. de pepino.
1 cucharada pequeña de semillas de sésamo.

Elaboración

La preparación es sencilla. Cortamos muy finamente el repollo previamente lavado y lo volcamos en una ensaladera. Añadimos a dicha ensaladera los brotes de soja, el ajo bien laminado, el pimiento troceado y los palmitos y el pepino en dados pequeños..

Para aliñar, necesitamos algunos ingredientes más:

1 cucharada de aceite de oliva.
Media cucharadita de vinagre de vino.
Media cucharadita de salsa de soja.
Sal y pimienta.

La elaboración del aliño también es muy sencilla. Basta con mezclar enérgicamente todos los ingredientes. Una vez lista la vinagreta, simplemente se añade a la ensaladera con todos los ingredientes y se espolvorean las semillas de sésamo tostadas.

Comentario del dietista

Esta ensalada es una estupenda opción para tomar coles de un modo distinto, sabemos que las coles como el repollo tienen un compuesto llamado bencil-isotiocianato (BITC) que tiene un efecto anticanceroso demostrado. El repollo es además rico en agua, muy importante en los meses de calor y presenta cantidades importantes de potasio y calcio.

Para aumentar el contenido de betacarotenos en la ensalada (un potente antioxidante) se recomienda pelar el pepino con un pelador que permita retirar sólo la parte más basta de la piel dejando zonas verdosas.

Los brotes de soja son una buena opción por ser menos calóricos que la semilla de soja tradicional. Los brotes son pobres en grasa y presentan menos isoflavonas, pero son ricos en vitaminas y minerales fácilmente aprovechables. Destaca su contenido en vitaminas A, C, B6 y ácido fólico. El palmito es también un alimento rico en fibra y poco calórico, pero su conservación en salmuera le hace poco adecuado para personas con hipertensión por lo que en estos casos conviene no abusar. El ajo y los pimientos le aportan un estupendo sabor al plato además de micronutrientes muy importantes para nuestra dieta. Las semillas de sésamo presentan una gran cantidad de ácidos grasos esenciales que ayudan a controlar los niveles de colesterol sanguíneo, función que se complementa con el aceite de oliva del aliño.