Dieta y ejercicio: Aliados para cumplir tus propósitos del nuevo año

Dieta y ejercicio: Aliados para cumplir tus propósitos del nuevo año

Empieza un nuevo año y con ello los grandes propósitos. Uno de los propósitos más nombrados es perder esos kilos de más ganados durante estas vacaciones navideñas. Los dos grandes pilares para conseguirlo son realizar dieta y ejercicio físico.

En primer lugar, la dieta debe ser una dieta hipocalórica pero a la vez equilibrada y variada ajustada a cada persona. Para poder perder eso kilos de más debemos ingerir por así decirlo menos calorías y gastar más de lo que consumimos para poder perder ese exceso de grasa. Te recomendamos evitar las típicas dietas milagro en las que te prometen perder peso de forma rápida y sin esfuerzo. Es verdad que se pierde peso, pero ¿a qué precio? Estas dietas se basan en pautas muy restrictivas de alimentación, las cuales son difíciles de llevar a largo plazo y nada saludables. Se caracterizan por ser dietas:

  • Ausencia de hidratos de carbono: los hidratos de carbono son el macronutriente que nos aporta glucosa, está molécula es nuestra gasolina diaria. Es tan importante que nuestro cuerpo es capaz de almacenarla en forma de glucógeno en el músculo y en el hígado para así poder obtener energía de forma rápida ante una situación que requiera mayor desgaste, como puede ser la realización de una actividad física. Y entonces ¿Por qué los quitan de la dieta? Sencillamente porque nuestro cuerpo al no recibir glucosa a través de la dieta degrada ese glucógeno almacenado, obteniendo glucosa y agua. Esa pérdida de agua es la que da lugar a la bajada de peso, es debido simplemente a que tus músculos se deshidratan.

  • Demasiado hipocalóricas: Es verdad que se necesita un déficit calórico pero ¡cuidado! dependerá sobre todo de la composición corporal (músculo, grasa, agua…) de cada persona y del ejercicio que se realice. Si se trata de dietas por debajo de 1200 kcal difícilmente se podrá cubrir con todos los nutrientes necesarios. Además este déficit de energía mantenida en el tiempo hace que tu cuerpo se adapte disminuyendo su metabolismo y por lo tanto quemando menos.

Por tanto, si estás pensando en seguir una dieta y complementarlo con ejercicio físico debes tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Debes tener una buena planificación de las comidas, en las cuales las calorías propuestas para la dieta se ajusten a tu gasto diario y a tu tipo de entrenamiento.

  • No realizar dietas restrictivas de hidratos de carbono, si los músculos no están bien cargados difícilmente pondrás conseguir el objetivo deseado.

  • Opta por una dieta variada y equilibrada, la cual harán que tu rendimiento deportivo sea eficaz y efectivo.

  • Mantener una buena hidratación durante todo el día y seguir unas pautas de hidratación durante y después de tus entrenamientos.

Artículos relacionados:
Beneficios del deporte | ¿Cómo elegir una dieta para adelgazar?