Cenas de Navidad

Las navidades son fechas de excesos en lo que se refiere a la comida y la bebida, y aun en el caso de las personas comedidas, es inevitable comer y beber algo más de lo habitual.

Es fácil evitar grandes cantidades de dulces y alcohol (que son dos de los elementos que más preocupan en estas fechas), pero si a ese poquito le sumas unos entrantes y unos platos principales muy sobrecargados el resultado será un gran exceso calórico.

¿Qué podemos hacer? Muy sencillo, optar por unos entrantes típicos pero ligeros acompañados de un plato principal que no lleve demasiada grasa:

Entrantes recomendados (platos a compartir)

  • Mariscada o parrillada de marisco
  • Gulas al ajillo o en ensalada
  • Pulpo a la gallega (sin patata)
  • Jamón serrano
  • Lomo embuchado

Primeros platos recomendados

Segundos platos recomendados

  • Solomillo con salsa de boletus
  • Pavo relleno al horno
  • Besugo al horno
  • Lubina a la sidra

Postres recomendados

  • Púdin de frutas
  • Café
  • Dulce navideño (sin abusar)
  • Sorbetes o merengues ligeros (ver postres ligeros)

Los alimentos que debemos evitar, al menos su consumo en exceso, son los quesos curados o en crema, chorizo, salchichón o cualquier embutido graso, carnes grasas como cordero o cochinillo, dulces tipo mantecados y alcohol que debe limitarse en la medida de lo posible por su gran aporte de calorías vacías.

No obstante, llevando una dieta ordenada en el día a día estos excesos tan puntuales no deben pasar factura a nuestra línea. Sí es cierto, que las personas que estén en medio de una dieta de adelgazamiento deberían seguir estos consejos para evitar acumulación de grasa en estos días.