Anticelulítico natural

Cuando comenzamos una dieta de adelgazamiento, no sólo nos interesa perder volumen corporal sino que es aun más gratificante ver como, además, la celulitis y la piel de naranja van desapareciendo.

Cuando comenzamos una dieta equilibrada la celulitis se reduce notablemente por diferentes causas:

  • Disminuye la retención de líquidos porque el cuerpo recibe todos los nutrientes que necesita y es por ello que todos los órganos funcionan con mayor eficiencia. Los riñones por tanto consiguen eliminar más toxinas y filtrar mayor cantidad de orina. Además, la dieta equilibrada tiene gran presencia de alimentos vegetales lo cual se traduce en un aumento de la ingesta de potasio y con ello, en una mayor eliminación de líquidos retenidos.

  • Mejora la circulación de retorno debido a las sustancias que presentan algunos alimentos muy abundantes en las dietas equilibradas como los pescados (ricos en omega-3), el ajo y la cebolla (en el que abundan los compuestos sulforosos), las frutas cítricas (que contienen flavonoides), el aceite de oliva (que contiene polifenoles y omegas) y otros como puede ser la zanahoria y algunas especias como el orégano o el tomillo. Estas sustancias son capaces de mejorar la flexibilidad de vasos sanguíneos, la fluidez de la sangre y, como consecuencia, prevenir la formación de trombos.

  • La celulitis tiende a remitir paralelamente al adelgazamiento, ya que los adipocitos (las células que acumulan la grasa) se van vaciando y no son tan voluminosos como al inicio de la dieta.

Aun así, muchas personas tienen una gran tendencia a la piel de naranja y ésta no desaparece del todo. En esos casos, los pacientes siempre buscan la solución en las cremas anticelulíticas. Desde nuestra experiencia, en los tratamientos para adelgazar podemos afirmar que combinar la dieta con una buena crema anticelulítica consigue buenos resultados pero la pregunta es, si tratamos de evitar en nuestra dieta todos los químicos y sustancias que puedan resultar perjudiciales para nuestro cuerpo, ¿por qué no tratar de evitar estas sustancias también en nuestra piel?

Las cremas anticelulíticas funcionan porque las sustancias que contienen en su composición pasan la barrera de nuestra piel y se absorben, pasando al torrente sanguíneo y haciendo su función en nuestro cuerpo. No debemos perder de vista que un enorme porcentaje de lo que ponemos sobre nuestra piel se absorbe y eso implica, no sólo que pasen a nuestra sangre los principios activos de éstas cremas anticelulíticas, sino que también pasan los tóxicos como pueden ser los temidos parabenos.

Uno de los principios activos más valorados de los anticelulíticos es la cafeína por eso os vamos a dar un truco realmente económico y natural para hacer mejorar la calidad de la piel.

¿Cómo preparar un anticelulítico natural y económico?

Para preparar tu anticelulítico natural coge un aceite (de oliva, de almendra o similar) y añade un buen chorro de limón. Ahora, agítalo bien y añade una buena cantidad de posos de café. Ahora, agítalo de nuevo, déjalo reposar unos minutos y aplícate esta mezcla en la ducha con un masaje enérgico con movimientos ascendentes durante unos dos minutos por la zona y aclara los restos. Desde la primera aplicación notarás tu piel mucho más suave y exfoliada. Si lo haces repetidamente durante varias semanas notarás como la celulitis remite de forma natural.

Artículo relacionado ¿Cómo reducir la celulitis?

Artículo relacionado Alimentación para mejorar la piel