Vitamina B1 en la dieta

Ya hemos visto en semanas anteriores ciertas vitaminas y minerales que son indispensables para nuestra salud. La tiamina o vitamina B1 es una de ellas. Vamos a conocer un poquito más las peculiaridades de esta vitamina.


¿Por qué es necesaria la vitamina B1?

La vitamina B1 participa en el metabolismo de la energía, es decir que ayuda a que transformemos la comida que tomamos en energía, para que podamos llevar a cabo nuestra actividad diaria.

Regula y cuida la salud de nuestro sistema nervioso. Es además imprescindible en el mantenimiento y desarrollo de otros órganos como el corazón y el sistema digestivo.

¿Dónde se puede encontrar la vitamina B1?

Podemos encontrar vitamina B1 de origen animal en carne de cerdo, jamón, pescado, pollo, yema de huevo y lácteos entre otros.

La vitamina B1 o tiamina de origen vegetal aparece en cereales integrales, germen de trigo, frutos secos, uvas pasas, garbanzos y guisantes (también en el resto de legumbres pero en menor medida), tomates, semillas de lino y patatas.

¿Debemos tener alguna precaución?

Si, debemos tener en cuenta que hay algunas sustancias que se denominan tiaminasase que son capaces de “inactivar” a la vitamina B1 si las tomamos en exceso. Estas sustancias se encuentran en el té, el café y los mariscos crudos (ostras por ejemplo). El alcohol también es capaz de inhibir la acción de la vitamina B1 siendo muy común el déficit de dicha vitamina en casos de alcoholismo crónico.

Conclusiones

Como vemos, la vitamina B1 está presente en muchísimos tipos de alimentos por lo que su deficiencia es rara. Para prevenirlo debemos llevar una dieta equilibrada en el día a día y evitar el consumo excesivo de las sustancia que pueden intervenir en su acción o asimilación.