Salsa de mostaza ligera

Para los profesionales de la alimentación es más sencillo elaborar salsas ligeras no sólo a partir de ingredientes con gran sabor cocinados a fuego lento (como los ajos, cebollas o cebolletas, ajetes, pimientos, espárragos, etc.) y a partir de alimentos o complementos menos comunes como son los emulgentes naturales.

Somos conscientes de que las personas en ocasiones no tienen tiempo de hacer salsas muy elaboradas, ni tienen acceso a según qué tipo de alimentos especiales como los citados espesantes naturales. Es por ello que os enseñaremos en esta receta una forma sencilla y barata de hacer una salsa de mostaza ligera para acompañar carnes, pescados o ensaladas.

Ingredientes (para varias persona)

  • 1 yogur natural desnatado y sin azúcar
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de mostaza
  • Un chorrito de limón (1/4 de limón aprox.)
  • Una pizca de ajo bien machado (cantidad al gusto)
  • Pimienta negra
  • Una pizca de sal

Elaboración

Para elaborar la salsa simplemente debemos mezclar enérgicamente todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea de textura agradable. Probando el resultado de la mezcla podemos ir corrigiendo las cantidades de algunos de los ingredientes para darle nuestro toque personal.

Comentario del dietista

El resultado no es sólo una salsa ligera y sabrosa, sino que es realmente nutritiva e ideal como complemento de nuestra dieta. Tenemos nutrientes tan importantes como la proteína animal (libre de grasas en este caso), calcio de gran biodisponibilidad, magnesio y fósforo (los tres imprescindibles para la salud de nuestros huesos) y las propiedades antisépticas del limón y el ajo.

Te recordamos que en nuestra carta puedes encontrar un exquisito plato con salsa de mostaza al que hemos añadido también un poco de miel: Pollo en salsa de mostaza y miel.