Mitos sobre el aceite, el pan y el agua

¿El aceite de oliva tiene menos calorías que otros aceites? ¿La miga del pan engorda más que la corteza? ¿Tomar agua “ligera” adelgaza?

Son muchos los mitos que circulan cada día de boca en boca y más aún, cuando se trata sobre los efectos “adelgazantes” o “engordantes” de los alimentos.

Hoy nos centramos en tres de ellos:

¿El aceite de oliva tiene menos calorías que otros aceites?

Todos los aceites, provengan del vegetal que provengan (oliva, girasol…), son alimentos que en su totalidad están compuestos por lípidos. El aceite, es uno de los pocos alimentos que se componen por un único macronutriente, en este caso, grasa. Es por este motivo, que al tener la misma composición un aceite que otro (100g de grasa por cada 100 ml), el aporte calórico es el mismo.

Sabiendo esto y teniendo en cuenta que 1 gramo de grasa aporta, 9 kcal, 100 ml de aceite sea cual sea su naturaleza, aporta 900 kcal.

Como ya hemos hablado en otras ocasiones, sí que es cierto que existen diferencias entre unos aceites y otros, pero a nivel cualitativo, no cuantitativo. La composición en ácidos grasos no es la misma en aceite de oliva, que por ejemplo, en un aceite de maíz, pero a nivel calórico no es cierto, que un aceite sea más ligero que otro.

¿La miga del pan engorda más que la corteza?

La realidad es que a igualdad de peso, la corteza aporta más energía que la miga.

No es de extrañar... Visualmente, es cierto que la miga puede parecer más harinosa y con ello darnos la impresión de más calórica pero... ¿Qué pasa cuando esa miga se aplasta? En realidad es más voluminosa debido a su estructura esponjosa. Son muchas las personas que al tomar un trozo de pan, retiran la miga creyendo que aporta más kcal, pero lo cierto es que la corteza, al ser dura (y con ello, tener una composición en agua muy baja), hace que su concentración de nutrientes sea mayor, aportando así más energía (comparando siempre mismas cantidades), que la miga.

¿Tomar agua “ligera” adelgaza?

Lo primero de todo es aclarar una cuestión: ¿Qué es el agua ligera?

Cuando las campañas publicitarias nos hablan de agua ligera, no se refieren a su contenido energético, ya que el agua aporta cero calorías. Este tipo de mensajes publicitarios que exageran las virtudes del agua, hacen referencia con el término ligero a su concentración en minerales (en este caso, por ejemplo, podría ser ligera por ser baja en sodio), pero inducen a error asociando el término “ligero” a pérdida de peso.

Aun así, sí que es cierto, que aunque el agua no aporta energía, tomarla durante las comidas o antes de comer, suelen producir sensación de saciedad en el cerebro, lo cual puede ser interesante para reducir la cantidad total de alimentos ingeridos durante la comida y para controlar la ansiedad ocasional.