Migrañas por Histaminosis Alimentaria

El 90% de las personas que padecen migrañas tienen una enfermedad llamada Histaminosis Alimentaria, producida por un déficit enzimático y un porcentaje muy elevado de éstas, ni siquiera lo saben. De hecho, el principal síntoma de la histaminosis alimentaria es la migraña, aunque se suele acompañar también con otros síntomas asociados al colon irritable (digestiones muy pesadas, acidez, brotes de estreñimiento y diarrea…), alteraciones dérmicas (psoriasis, urticarias…), cansancio y dolores musculares.

¿Qué es la histaminosis alimentaria?

Se trata de una enfermedad que se produce por una intoxicación debido a la acumulación en el intestino de una sustancia llamada histamina. La histamina se encuentra en todos los alimentos en mayor o menor medida (por ejemplo, el tomate, tiene mucha cantidad de histamina, mientras que las setas tienen poca cantidad). En situaciones normales, la histamina es metabolizada por una enzima que se encuentra en el intestino delgado, llamada enzima Diamino-Oxidasa (enzima DAO),y una vez metabolizada, es eliminada. El problema sucede cuando existe un déficit en la actividad de esta enzima DAO, es decir, cuando la enzima no hace su función correctamente. Es entonces, cuando, al no poder eliminarse adecuadamente, se produce una acumulación de histamina en el intestino cada vez que comemos, de tal forma que llegado a un límite, pasa del intestino al torrente sanguíneo, almacenándose en diferentes tejidos y produciendo la sintomatología anteriormente comentada.

¿Existe tratamiento para la histaminosis alimentaria?

Sí. Los síntomas pueden mejorar mucho siguiéndose una dieta baja en histamina, pautada siempre por un Dietista-Nutricionista de forma controlada y evitando posibles carencias nutricionales. Hemos dicho que todos los alimentos tienen histamina en mayor o menor medida, y es por ello que el control de la alimentación es muy importante para tratar la enfermedad, pero hay algunos alimentos (los que más cantidad tienen), que es imprescindible limitar para disminuir la toxicidad y los brotes de migrañas.

Entre estos alimentos a evitar destacan los quesos, la leche, hortalizas como el tomate o la berenjena, las conservas, los cítricos, los mariscos, el pescado azul, las bebidas alcohólicas, etc.

En definitiva, se trata de una enfermedad muy compleja en donde se ha de limitar el consumo de un gran número de alimentos por lo que además de evitar los brotes de migrañas y la sintomatología asociada, se ha de vigilar las carencias en determinados nutrientes.

En MenuDiet podemos ayudarte a llevar una alimentación controlada y baja en histamina, individualizada, cubriendo todos los requerimientos y evitando carencias nutricionales, controlando así los brotes de migrañas que tan limitantes pueden llegar a ser.

Artículo relacionado ¿Dolor de cabeza contínuo?