¿Dolor de cabeza continuo?

Las migrañas, las jaquecas y los fuertes dolores de cabeza son cada día más comunes a causa del vertiginoso ritmo de vida actual, el sedentarismo y la mala alimentación.

Sabemos que algunas sustancias que aparecen en los alimentos de nuestra dieta contribuyen a despertar dolores de cabeza muy acusados en personas sensibles. Conviene destacar estos alimentos para moderar su consumo en la dieta de personas con tendencia a las migrañas u otro tipo de cefaleas.

Algunas de estas sustancias son la tiramina (sustancia que actúa como vaso-activo en el organismo), la teobromina (alcaloide de la familia de la cafeína), la feniletilamina que al igual que la anterior puede causar vasoconstricción, son las más estudiadas. Los alimentos que las contienen y que por tanto, se deberán moderar en caso de hipersensibilidad son los siguientes:

  • Queso curado
  • Caviar, sucedáneos y algunos pescados: Arenque, sardina, caballa, anchoa. Se recomienda evitar los pescados en escabeche y en conserva.
  • Chocolate
  • Cerveza, vino tinto, rosado y blanco y en general, las bebidas alcoholicas.
  • Levaduras
  • Exceso de café, té y bebidas de cola
  • Plátanos, higos secos y aguacates (sobre todo maduros)
  • Habas y nueces
  • Hígado, pates, embutidos o cualquier tipo de carne o pescado desecada o ahumada.

En ocasiones, los causantes del comienzo del dolor de cabeza son los productos químicos que se añaden a los alimentos de forma artificial. En este caso los más destacables a evitar son:

  • Nitratos y nitritos (conservantes) especialmente altos en embutidos.
  • Glutamato (conservante y saborizante) muy usado en la comida china y en los productos industriales (cremas y sopas deshidratadas, precocinados, pizzas, etc)
  • Aspartamo (edulcorante químico) usado en zumos industriales, pastelería, bollería, confitería (gominolas y caramelos), galletas, etc.

Una curiosidad es que el contacto de algo muy frío en el paladar (como un helado) también puede provocar dolor de cabeza.

Es importante observarse a uno mismo para detectar si realmente estos alimentos traen en nosotros una reacción negativa, evitando así sacar de nuestra dieta alimentos como por ejemplo las nueces, las habas o los aguacates entre otros, si realmente no es necesario prescindir de ellos. Para comprobar la sensibilidad a cada alimento, una buena idea es hacer memoria siempre que sintamos dolor de cabeza y apuntar todos los alimentos que se han ingerido unas 2 o 3 horas antes. En seguida podremos sacar conclusiones.

El dolor de cabeza también puede venir dado por otros factores como son algunos medicamentos enfocados a reducir la tensión arterial o tratar la depresión (IMAO), el estilo de vida, el estrés o nerviosismo, exceso de ruido y los cambios hormonales.

Hacer una vida tranquila (o más bien, tomarse las cosas con calma), llevar una dieta equilibrada, evitando sólo los alimentos a los que tengamos sensibilidad, estar bien hidratado y practicar ejercicio diario para aliviar tensiones es lo ideal para evitar que aparezcan fuertes dolores de cabeza.