Meriendas ligeras y saludables para empezar el otoño

Meriendas ligeras y saludables para empezar el otoño

El verano ha acabado, y con él, las horas de sol infinitas, terrazas... hora de volver a la realidad, para ayudarnos a sobrellevarlo de una manera deliciosa, ¿qué opciones podemos tener para esos momentos de hambre a mitad de la tarde?

Opciones de meriendas más ligeras

  • Kéfir con canela y trocitos de manzana.
  • Fresas y frambuesas batidas con yogurt.
  • Sandía con zumo de lima y hierbabuena, con hielo, a modo granizado, ¡o en un molde y al congelador si te apetece más tipo polo!
  • Queso fresco batido desnatado con cacao puro en una taza, como alternativa a una "mouse" de chocolate.
  • Yogurt natural con una cucharadita de copos de avena y otra de lino, añadir canela de forma opcional.
  • Crudités de zanahoria y pepino en bastoncitos, con queso fresco batido desnatado o requesón con especias al gusto (orégano, albahaca, eneldo...).
  • Brochetas de tomatitos cherry y queso fresco con especias.
  • Tortitas de arroz (2 aprox.) con pollo asado o ahumado en finas lonchas, jamón cocido, pavo o lacón. (Aseguraos de que contienen suficiente cantidad de carne, con más de 90% de pavo, pollo o cerdo; pero no abusar de ellos, a pesar de tener más carne que otros, y por ello menos ingredientes poco recomendables y aditivos, los contienen, así como excesiva cantidad de sal en su mayoría, lo que hace que no debamos consumirlos a diario).
  • Zumo de tomate con pimienta y limón.
  • Manzana troceada y asada al microondas con canela.

Meriendas para momentos de más actividad, planes de mantenimiento y los más pequeños de la casa

  • Un yogurt natural o queso fresco batido desnatado con trocitos de chocolate negro (> 80%) y nueces o avellanas troceadas.
  • Copos de avena y chía en una tacita, hidratados con leche semidesnatada o bebida vegetal (sin azúcares añadidos) en la nevera al menos una media hora antes de su consumo; cuando se quede como una papilla (mucho más saciante), podrás acompañarlo de canela, cacao puro en polvo… ¡Las posibilidades son infinitas!
  • Tostada de pan integral 100% con requesón y un chorrito de aceite de oliva virgen.
  • Tortitas de arroz o maíz con queso fresco batido 0% y frambuesas.

Si sigues echando de menos los helados y sorbetes... ¡Hazlos tú mismo a base de yogures y frutas!

Hazte con un molde de helados, y para el relleno...

  • Plátano machacado con trocitos de nueces.
  • Plátano y arándanos, un par de cucharadas de yogurt y al congelador.
  • Yogurt natural batido con fruta de temporada y cacao puro en polvo.

¡Hay muchas combinaciones posibles! Además, la satisfacción de quitarte el gusanillo mientras te nutres bien, sin caer en alimentos altamente procesados es maravillosa.

Otra opción rica, saciante y nutritiva son las cremas de frutos secos, a los niños les encantará acompañar trocitos de fruta como palitos de manzana, con mantequilla de cacahuete o crema de avellanas con chocolate (¡OJO!, revisa los ingredientes!, que lleven tan solo el fruto seco, y en el caso de la segunda, cacao. También puedes hacer la crema tú mismo, picando las avellanas en un procesador y adicionando de forma opcional, cacao y dátiles).

Del mismo modo, puedes escoger un pan integral (100%) con harinas de calidad (preferiblemente de espelta, centeno, trigo sarraceno) y hacer tostadas con estas cremas.

Los más deportistas o algún día de un apetito especial, podrían tomar una merienda más rica en proteínas, como alternativa que ayude a saciarnos y a favorecer el mantenimiento de la masa muscular. Ej: Tortilla de 1 huevo, con un extra de claras opcionales, a modo crèpe (muy finita en la sartén), rellena de pavo o atún al natural, rodajas de tomate y especias (orégano).

¡Según tus gustos, apetencias, hábitos y requerimientos energéticos podemos optar por una alternativa u otra! Intenta ser imaginativo antes de consumir productos que lejos de nutrirnos, solo aportan calorías, azúcares y grasas muy poco recomendables para nuestra salud. Escúchate y si meriendas, que sea una merienda buena para ti.

¿Qué idea vas a probar hoy?