Insomnio y dieta

Las horas de sueño son una parte del día realmente importante ya que condicionan nuestra actividad diurna, humor y energía.

Son conocidas multitud de pastillas, tranquilizantes, infusiones y remedios, pero todos sabemos que los remedios más eficaces pueden producir adicción (algo que nos empuja a rechazarlos) y los remedios naturales suelen ser realmente suaves, sin efectos notables ante el problema de sueño.

Hoy en día, el complemento más valorado para conseguir un sueño reparador (aunque aún quedan muchos estudios por llevar a cabo) es la melatonina.

La melatonina es una hormona que nuestro cuerpo fabrica de forma natural a partir del triptófano que ingerimos en nuestra dieta. Se puede tomar en pastillas pero como siempre desde MenuDiet os enseñaremos trucos para aumentar la producción de melatonina forma natural a través de la alimentación y los hábitos de vida:

  • Organiza un horario para tu día a día: Intenta marcar una hora concreta para cada una de las 5 comidas del día, así como una prudente hora para irte a la cama. Organizar tu día te ayudará a llevar un ritmo más cómodo y ordenado.

  • Luz tenue: Son muchas las personas que concilian mejor el sueño si antes de irse a la cama se toman unos minutos de relax viendo la tele, leyendo un libro o escuchando algo de música relajante. No hay inconveniente en seguir con este hábito si realmente nos relaja, pero es muy importante que se lleva a cabo con una luz muy suave (casi en penumbra) ya que la melatonina que es la hormona que nos va a ayudar a dormir no se fabrica durante las horas de luz.

  • Aumentar el triptófano en la dieta significa aumentar la serotonina y melatonina en la sangre: Los alimentos ricos en este aminoácido son ideales para lograr un sueño reparador y aparecen en los alimentos de forma natural.

Algunos alimentos que nos van a ayudar a conciliar el sueño son los siguientes:

  • Pescados, huevos y lácteos (leche o yogur)
  • Los cereales integrales
  • Algunas frutas (piña, aguacate, cereza o plátano)
  • Algunos frutos secos y semillas (como almendras, mostaza y pipas de girasol)
  • La soja entre otras legumbres
  • Las bayas de Goji (se encuentran en herbolarios)
  • Especias como el cilantro, el cardamomo y el hinojo.

    • Si llevando a cabo estos sencillos consejos durante un mes aproximadamente no notas una mejora en tu insomnio, te recomendamos que acudas a tu médico para sugerirle la posibilidad de empezar a tomar melatonina o triptófano en forma de suplemento. Se recomienda la supervisión médica ante la toma habitual de cualquier complemento dietético, aunque sea natural como en este caso.