Ideas para aprovechar las frutas de temporada del mes de mayo

Se acerca el calor y con él las ricas frutas de esta temporada. En el mes de mayo los albaricoques, las ciruelas, las fresas, las ricas cerezas y los nísperos son los protagonistas por estar cargados de vitaminas y rebosantes de sabor.

Entre las frutas mencionadas podemos destacar la fresa por ser una de las más ligeras y con menos cantidad de azúcar en su composición, además es una fruta especialmente rica en folatos y vitamina C.

Los nísperos, los albaricoques y las ciruelas destacan por contener una gran cantidad de fibra soluble, ideal para las personas con diabetes y/o con problemas intestinales o mal tránsito. El níspero además, destaca por su gran contenido en carotenos, unas sustancias con un enorme poder antioxidante. Las ciruelas y los albaricoques son también muy ricos en carotenos.

Veremos en este artículo algunas ideas para disfrutar estas frutas de una forma diferente:

Ensalada de albaricoques y queso fresco

Prepara en una fuente o ensaladera un par de cogollos de lechuga bien limpios y troceados. Siempre es importante elegir lechugas de color verde oscuro, ya que serán siempre variedades más nutritivas que las lechugas de color clarito. Añade un par de albaricoques pelados y en taquitos y una tarrina de queso fresco (recuerda que el queso siempre debe ser 0% si estás a dieta o si tienes tendencia a colesterol alto). Ahora, bastará con aliñarlo con aceite de oliva, vinagre y sal y estará listo para comer.

Guarnición de ciruelas salteadas

Las ciruelas son una fruta estupenda por su altísimo contenido en carotenos y fibra, además es fácil de comer fuera de casa por su tamaño y su piel tierna pero veremos una forma diferente de tomarla y es como guarnición para carnes. Consiste básicamente en lavar las ciruelas (también se pueden pelar, esto queda al gusto de cada uno), retirar el hueso, trocearlas en cuartos y saltearlas en una sartén a fuego vivo con un poquito de aceite de oliva y sal. Será el complemento perfecto para acompañar una carme magra a modo de guarnición.

Fresas con requesón y canela

Empezar el día con una ración de fruta como parte del desayuno es una estupenda idea y si le echas un poquito de imaginación también puede ser una delicia. Trocea una ración de unos 120 g de fresas, añade una tarrina de unos 80 g de requesón descremado y canela al gusto. Si no estás siguiendo una dieta de adelgazamiento puedes añadir unos frutos secos sin sal como almendras troceadas.

Ensalada de nísperos con salsa de yogur

Ponemos en una ensaladera una base de lechugas variadas y añadimos los nísperos, previamente pelados y cortados a taquitos, y unos 80 gramos de fiambre de pavo troceado. A parte, ponemos un yogur natural 0% (debe ser agrio, sin azúcar ni edulcorante) en un bol y le añadimos pimienta, sal y una puntita de mostaza. Mezclamos bien la salsa, la añadimos a la ensaladera y listo para tomar.


¡A disfrutar de las ricas frutas de mayo! Y recuerda que si las consumes entre horas, puedes hacer uso de tu neverita de MenuDiet para tomarlas frescas en cualquier momento y en cualquier lugar.