Ideas para aprovechar las frutas de temporada de noviembre

Seguimos en temporada de manzanas, peras, mangos, uvas… unas estupendas frutas que en estas fechas están rebosantes de vitaminas y minerales. Ahora entren en juego las ricas naranjas y mandarinas cargadas de vitamina C y lo mejor ¡¡riquísimas!!

Ya sabemos que tomar fruta entre horas es una opción ideal para completar nuestra dieta manteniendo las calorías a raya, pero es cierto que a veces la llegada del frío nos quita en cierta medida las ganas de tomar fruta, por lo que vamos a ver algunas ideas para tomar la fruta de diferentes formas para no aburrirnos.

Mango a la plancha como guarnición

El mango es una fruta exquisita que aunque bastante azucarada conviene disfrutar al menos un día a la semana durante estos meses en los que es un autentico cóctel de vitaminas y antioxidantes. Si estás siguiendo una dieta de adelgazamiento es mejor que tomes el mango a la hora del mediodía y lo evites en la cena.

La receta es tan sencilla como pelar y partir el mango en rodajas de grosor medio para que no se parta con demasiada facilidad, poner una pizca de aceite de oliva en una sartén o plancha y dorar el mango cuando esté bien calentita. Es una estupenda guarnición para alimentos a la plancha o a la brasa como un buen filete de pollo, de pescado o incluso un marisco como el calamar, la sepia o los chipirones.

Ensalada templada de surimi y mandarina

Ponemos una cama de verduras de hoja verde variadas (tipo escarola, canónigos, rúcula…), sobre ella ponemos gajos de una mandarina bien limpios y al ser posible, pelados sin la membrana que los recubre pues queda mucho más rico. Ahora, en una sartén con una pizca de aceite, salteamos un diente de ajo laminado y una guindilla cayena, cuando el ajo se dore retiramos ambos del fuego. En el mismo aceite, salteamos unos langostinos pelados, unos tomates cherry enteros y unos palitos de cangrejo (surimi) en dados. En la propia sartén, añadimos un chorro de vinagre de módena y un poquito de sal, removemos bien y lo añadimos a la fuente con las verduras de hoja y la mandarina en gajos, lo mezclamos y listo para comer.

Ensalada de naranja y atún

Esta ensalada es la mar de sencilla y es sorprendente como combinando alimentos tan habituales podemos conseguir resultados tan diferentes para nuestro paladar.

Es tan sencillo como picar finamente unas hojas de lechuga y ponerlas en una ensaladera, picamos además un poquito de cebolla dulce al gusto, añadimos una lata de atún (al natural o si es en aceite, muy bien escurrido) y la naranja en dados. Aliñamos con aceite, vinagre de módena y una pizca de sal y pimienta.

Manzanas asadas

Cuando los días están fríos y lluviosos a veces nos apetece tomar algo calentito que nos temple el cuerpo, ¿pero qué hacer si estamos siguiendo una dieta de adelgazamiento y nos toca tomar fruta? ¡pues una ricas manzanas asadas con una pizca de ron y canela.

Simplemente hay que lavar la manzana, retirar la parte superior (a modo tapa) y el corazón de la manzana con las semillas. Ahora, añadimos una pizca de ron y canela dentro de la manzana y lo cubrimos con la tapa de la propia manzana que habíamos retirado previamente. Metemos la manzana dentro de un recipiente apto para microondas y lo tapamos con una tapa agujereada o bien, con plástico de envolver al que podemos hacerle unos agujeritos. Para que la manzana esté lista, harán falta unos 11-12 minutos a máxima potencia pero no podemos perder de vista que este tipo de alimentos que se asan al microondas desprenden mucho vapor, lo cual no es bueno para el propio microondas y es importante que durante la cocción hagamos 3 parones para abrir la puerta del microondas y dejar que el exceso de vapor se libere. También podemos hacer las manzanas asadas al horno y en este caso no tendremos que interrumpir la cocción en ningún momento.