Receta de granizado de canela

Llega el buen tiempo y los helados son una tentación, pero sabemos que estos productos vienen cargados de grasas saturadas, azúcares y aditivos químicos (como conservantes, aromas, etc) que no le harán ningún bien a nuestra dieta.

Esta semana veremos una receta rica, natural y nutritiva que puede ser una excelente merienda para los meses de calor, pues además de resultar refrescante presenta una excelente mezcla de nutrientes entre los que destacan las proteínas de alto valor biológico, el calcio y magnesio.

Ingredientes (para una persona)

Un vaso de leche desnatada (250 ml.).
Edulcorante acalórico al gusto.
1 o 2 palos de canela.
Un trocito de corteza de limón.

Elaboración

Ponemos la leche desnatada en un cazo, junto con la canela, la cáscara de limón y un poquito de edulcorante acalórico (en caso de no estar siguiendo una dieta para adelgazar se puede añadir azúcar).

Cuando comience a hervir, se retira del fuego y se deja la canela y la cáscara de limón en infusión hasta que esté frío. Una vez enfriado, colamos la leche y la llevamos al congelador.

Cada 15 minutos, movemos la leche del congelador para evitar que se congele en bloque y quede una textura de granizado. Los picadores de hielo, también son útiles para este tipo de preparaciones.

Comentario del dietista

El granizado de canela es una forma perfecta de darnos un capricho en los meses de calor sin alejarnos ni lo más mínimo del concepto de alimentación saludable.