Falsos mitos sobre dietas I

1. Los zumos naturales no engordan

Los zumos naturales son una opción muy sana y por tanto, son ideales para todos aquellos que quieren cuidarse o que llevan una dieta de mantenimiento. Sin embargo, al ser un producto ya en estado líquido, el cuerpo gasta muy pocas calorías en digerirlo, por lo que al final nos estará aportando más calorías que una pieza de fruta entera.

2. Las grasas vegetales son más sanas que las animales

Cuando se habla de “grasa” nos referimos a algo sólido (mantecas, mantequillas, margarinas…) y siempre que sean sólidas a temperatura de ambiente, estamos hablando de grasas saturadas (siempre perjudiciales para nuestra salud), independientemente de que su origen sea animal o vegetal.

3. Es malo beber agua durante las comidas

Es cierto que hay que evitar cargar el estómago en exceso, por eso lo que no conviene es beber demasiada de agua durante las comidas. Sin embargo, beber uno o dos vasos de agua durante las comidas principales es incluso bueno para facilitar la digestión y de los alimentos ingeridos.

4. Para perder peso no hay que mezclar alimentos de distinta naturaleza

Esta es una falsa creencia muy extendida debido a una dieta que se puso de moda hace unas décadas, la dieta disociada. Es totalmente falso y no tiene ninguna validez científica.

5. Es esencial eliminar carnes y huevos de mi dieta para bajar el colesterol

Nuevamente hay que huir de los excesos, no de los alimentos. Estos son dos productos que tienen colesterol pero que tomados en su justa medida no sólo no son malos, sino que son ideales para nuestra nutrición. No debemos perder de vista que el colesterol tiene funciones muy importantes a nivel celular y hormonal, y sólo obstruye nuestras arterias si nos excedemos en su consumo.

Continúa leyendo Falsos mitos sobre dietas II