Ensalada de tomate y huevo

Hoy os proponemos una ensalada especialmente sencilla pero con un toque muy especial que le aporta la mostaza. Si no tenéis intención de adelgazar, podéis combinar esta rica ensalada con algún pescado. También se puede combinar con unas lonchitas de fiambre magro para obtener una cena estupenda y conseguir hacer una comida sana a partir de ingredientes sencillos ¡y sin cocinar!

Ingredientes (para una persona)

125 grs. de tomate.
¼ cebolla
Cebollino al gusto
1 huevo duro
Zumo de ¼ de limón
1 cucharada de aceite
Mostaza
Sal
Pimienta
Media cucharada de perejil.

Elaboración

Lavar los tomates y escaldar con agua hirviendo. Pelar los tomates, quitar las pepitas y cortar en dados. Pelar y picar la cebolla.

Enjuagar el cebollino, secar y trocear. Cocer los huevos, pelarlos y cortar en octavos. En un cuenco mezclar los tomates con los trozos de huevo, la cebolla y el cebollino.

Preparar el aliño con el zumo de limón, el aceite, la mostaza, la sal y la pimienta. Remover bien y servir sobre la ensalada. Adornar el plato con el perejil y servir.

Comentario del dietista

Ya hemos visto que el tomate tiene una gran cantidad de antioxidantes muy apreciados como son el licopeno y el betacaroteno. Son además ricos en otros antioxidantes como la vitamina C (siempre y cuando no hayan estado demasiado tiempo en refrigeración, pues se pierde esta vitamina) y en otras vitaminas como las del grupo B imprescindibles todas ellas para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.

En cuanto a los minerales, podemos destacar su aporte de potasio (ideal para reducir el exceso de líquidos y la tensión arterial), el magnesio (participa en la contracción muscular y en importantes reacciones enzimáticas) y el fósforo (forma parte de estructuras como huesos y dientes, de ahí su importancia también en el periodo de embarazo).

El siguiente ingrediente más abundante en nuestra ensalada de esta semana el es el huevo. Su proteína es ideal pues nuestro cuerpo consigue asimilarla y aprovecharla sin dificultad, si estás a dieta y tienes demasiada ansiedad puedes añadir una clara cocida extra para aumentar el volumen del plato. La yema además de aportar cierta cantidad de grasa también tiene nutrientes importantes como vitaminas liposolubles y carotenoides muy apreciados como la luteina y la zeaxantina, por lo que ni siquiera en las dietas para adelgazar debemos prescindir de ella.

El resto de ingredientes, aunque aparecen en menor cantidad, no dejan de aportar nutrientes y elementos beneficiosos al plato. Un buen ejemplo de ello sería los compuestos organosulfurados del cebollino que mejoran nuestra circulación sanguínea.