Ensalada de champiñones

Veremos una original receta de ensalada de champiñones marinados que debe tomarse como primer plato, acompañando a un alimento proteico para obtener así un menú equilibrado y completo. Cundo hablamos de alimentos ricos en proteínas o proteicos nos referimos a carnes magras, pescados, mariscos o huevo.


Ingredientes (para una persona)

160 grs. de champiñones laminados.
80 grs. de lechgas varidas.
80 grs. de tomate natural.
Media guindilla (mejor fresca).
Un diente de ajo.
Vinagre balsámico.
Aceite de oliva.
Perejil.
PImienta recién molida.
Sal.

Elaboración

Cocemos durante 4 minutos los champiñones con agua salada y lo llevamos a un bol. En el mismo bol, añadimos el ajo machado o picado y la guindilla, picada también muy fina y sin pepitas.

A parte, mezclamos el aceite de oliva, el vinagre y el perejil picado, mezclamos hasta que la mezcla sea homogénea. Ahora se añade al bol y se mueve bien para que los champiñones queden totalmente impregnados. A continuación se lleva en la nevera durante unos 6 horas hasta que los champiñones adquieran el sabor (es bueno moverlo de vez en cuando durante las 6 horas). Luego se escurre bien para evitar tomar demasiado aceite de oliva en la ensalada.

A la hora de tomar la ensalada, hay que poner en una fuente una base de lechugas variadas y el tomate a trozos (pueden ser tomates cherry) y sobre ello, se ponen los champiñones ya marinados.

Comentario del dietista

Una receta para adelgazar, siempre que nos preocupemos de retirar el exceso de aceite del marinado antes de montar la ensalada, pero a la vez es una opción realmente sabrosa y original.

Será una ensalada muy rica en antioxidantes por su variedad de verduras en las que encontramos gran cantidad de betacarotenos sobre todo en las lechugas variadas (más aun si son de hoja oscura), licopeno en el tomate y selenio en los champiñones.

Esta receta aporta un alto contenido en vitaminas (como vitamina A, vitamina C, ácido fólico) y en minerales como el potasio y el fósforo.