Ensalada a la mostaza

Semanas atrás vimos cómo elaborar un aceite de mostaza para aliñar ensaladas, así que esta semana os traemos la receta de una ensalada para elaborar con él.

Ingredientes (para una persona)

  • 100 g Lechuga romana o mezclas de brotes tiernos (verduras de hoja)
  • 3 tomates kumato o tomates negros
  • Una tarrina de queso fresco 0%
  • Un pellizco de orégano o albahaca (al gusto)
  • 4 anacardos sin sal picaditos
  • Aceite de mostaza

Elaboración

Ponemos la lechuga bien lavada y troceada en una ensaladera o fuente cubriendo toda la base. Cortamos los tomates en pequeños gajos para decorar la ensalada, cortamos los taquitos de queso fresco 0% y los añadimos también y por último, lo cubrimos con los frutos secos picados. Añadimos un poco de orégano (al gusto) y el aceite de mostaza que le dará un sabor muy especial.

Comentarios del dietista

Estamos hablando de una ensalada muy completa. Los frutos secos aportan grasas cardio-saludables que son muy importantes para nuestro cuerpo pero también es cierto que son alimentos que aportan bastantes calorías. Es por ello, que hemos moderado la ración y que recomendamos a las personas que están siguiendo una dieta de adelgazamiento que elijan esta ensalada para tomar al mediodía en lugar de tomarla en la cena.

Es una receta muy adecuada para las personas con algún tipo de artritis ya que los frutos secos y el aceite de oliva son beneficiosos para los procesos inflamatorios. Además el aporte de calcio del queso desnatado es estupendo y estamos hablando de un calcio que se asimila muy bien por lo que es interesante para los problemas de huesos.

Otro ingrediente destacable con los tomates negros o tomates kumato. Su oscuro color es bastante llamativo y su sabor es bastante más intenso que el del resto de variedades. Presenta vitaminas del grupo B, vitamina C y licopeno, es decir que su composición es muy similar a la de otras variedades de tomate.