Crema suave de legumbres

Esta semana veremos una receta ideal para los que no son demasiado amantes de las legumbres. Sabemos que las legumbres son un grupo de alimentos de gran importancia para la salud, por lo que aunque no sean de nuestro agrado o aunque nos causen algo de flatulencia, debemos buscar las formas para consumirlo.

Optar por las legumbres en crema es una opción estupenda ya que produce menos gases y es más fácil de comer.

Al incluir legumbres (que son más calóricas que las verduras), es un plato que deberá tomarse al mediodía si estamos siguiendo la dieta para adelgazar, siempre acompañado de carne o pescado para equilibrar el menú. Si nuestro objetivo no es perder peso, podemos tomarlo también en la cena combinado de la misma forma.

  • 250 gramos de alubias blancas
  • 80 gramos de calabaza
  • 70 gramos de calabacín
  • 75 gramos de tomate maduro
  • 100 gramos de cebolla
  • Una rama de perejil
  • 1 diente de ajo
  • Media cucharada pequeña de pimentón dulce
  • 4 cucharadas de salsa de tomate casera
  • Aceite y sal

Elaboración

Ponemos en la cazuela u olla las alubias (previo remojo), la cebolla pelada pero entera, el tomate entero, el calabacín y la calabaza (ambos troceados) junto con el ajo, el perejil, el pimentón y el aceite de oliva. Lo cubrimos con agua fría y lo ponemos a cocer a fuego fuerte, hasta que rompa a hervir y bajamos el fuego para que siga cociendo lentamente y las judías no suelten la piel.

Cuando las alubias estén tiernas, añadimos sal y las dejamos que sigan cociendo muy despacio durante cinco minutos, para que cojan el sabor de la sal.

Retiramos del fuego las alubias con el resto de ingredientes y las dejamos reposar, tapadas, unos diez minutos. Después las pasamos con la batidora y, posteriormente, formamos una crema fina con el pasapurés. Se sirve el plato caliente.

Comentario del dietista

Se trata de una receta realmente nutritiva y ligera, ya que combina gran cantidad de ingredientes bajos en calorías como las verduras, con una legumbre que a pesar de ser un alimento más calórico, aparece en una cantidad moderada.

Sabemos la que las verduras siempre aportan una buena cantidad de potasio, elemento indispensable para el buen funcionamiento del organismo, es además muy valorado a la hora de eliminar líquidos. Tanto las verduras como las judías son alimentos ricos en fibra, por lo que será ideal en dietas para el estreñimiento y en dietas para diebéticos, ya que la presencia de fibra modera el pico de glucosa en sangre.

La proteína de la verdura es muy escasa, casi inexistente, pero en las legumbres sí aparecen proteínas de origen vegetal que aunque no se absorben tan bien como las de origen animal nos aportan aminoácidos tan importantes como la lisina que ayuda a nuestro sistema inmune.