Alimentación para mejorar el rendimiento académico

Durante estos años sirviendo menús sanos a domicilio, hemos observado que cada día son más las mamás que eligen MenuDiet para cuidar la alimentación de sus hijos universitarios que viven fuera del hogar familiar.

En este artículo, dedicado a todas esas mamás tan precavidas, no sólo hablaremos del ahorro de tiempo que supone para los estudiantes tener sus comidas ya preparadas, sino de las ventajas de llevar una dieta sana y completa a diario:

  • El ahorro de tiempo del estudiante en las tareas de compra y cocinado supone un mejor aprovechamiento del tiempo de estudio. El estudiante podrá aprovechar sus ratos de descanso para hacer una actividad que de verdad le relaje y le ayude a eliminar la tensión y a destensar los músculos, como salir a caminar, correr o a hacer una sesión de gimnasio, natación o aerobic.

  • Es común que en temporadas de exámenes, los estudiantes recurran a tomar comidas rápidas como pizzas, estos alimentos son muy ricos en calorías pero poco nutritivos por lo que las proteínas, vitaminas y minerales serán deficitarios en la dieta. Esta circunstancia (que se agrava con el sedentarismo) puede hacer que la masa muscular disminuya y con ello, disminuirá también la producción de hormonas musculares. Este hecho se traduce en una mayor sensación de cansancio y pérdida de agilidad mental, algo contraproducente para el estudio.

  • Las vitaminas, minerales y otros micronutrientes presentes en verduras, frutas, pescados, legumbres, etc. son realmente importantes para que nuestro cuerpo funcione al 100%. Las vitaminas del grupo B están estrechamente relacionadas con la memoria y la capacidad de concentración y aparecen en cereales integrales, verduras, frutas, legumbres…

  • La colina es otro elemento realmente importante ya que participa en los impulsos nerviosos del cerebro y por tanto, su presencia mejora la capacidad de concentración y la memoria. Aparece en los huevos, el ajo, la cebolla, la berenjena, las judías y los guisantes.

  • El Omega-3 presente en su forma más activa en los pescados azules es muy importante para mantener la flexibilidad de los vasos y células sanguíneas, algo que recobra más importancia en las etapas más sedentarias por las largas jornadas de estudio. Los omega-3 son muy importantes en el desarrollo temprano del cerebro, pero en la adolescencia y edad adulta también vela por el funcionamiento normal del cerebro y mantiene el estado de ánimo por ser un buen antidepresivo natural.

  • El contacto de un estudiante con un dietista-nutricionista le servirá para adquirir buenos hábitos de vida, lo cual a la larga se traduce en salud y en una mejor calidad de vida. Inculcamos a nuestros pacientes hábitos tan saludables como la importancia de la dieta equilibrada como forma de vida, de un buen desayuno o la correcta hidratación, todos ellos realmente importantes desde el punto de vista del rendimiento intelectual.

  • Las sustancias y alimentos que aumentan la serotonina como los ricos en triptófano (cereales integrales, legumbres, lácteos, etc) o como los ricos en vitamina C (pimientos, verduras de hoja y cítricos) y aquellos que aumentan la dopamina (que es otro neurotransmisor) por su presencia de vitamina B6, tirosina y fenilalanina son también imprescindibles para un buen rendimiento mental y una vez más, nos lo aporta la dieta equilibrada. Esto ayuda a paliar el estrés académico y a afrontar mejor las tareas diarias, con mayor agilidad mental y más destreza.

Llevar una correcta alimentación es imprescindible para los estudiantes universitarios que tienen una gran carga lectiva, acompañada normalmente de un cambio de ciudad y entorno.