Día Mundial del Picnic

Hoy, 18 de Junio, es el Día Mundial del Picnic por lo que os animamos a todos a disfrutar de una comida al aire libre en cualquier parque o zona agradable para disfrutar del fantástico clima de nuestra tierra en ésta época del año.

¿Por qué debemos animarnos a celebrar el Día Mundial de Picnic?

Sabemos que comer es un acto social verdaderamente agradable y satisfactorio para nosotros, hacerlo rodeado de familiares, amigos o compañeros de una forma distinta a lo habitual nos ayudará a pasar un día distinto, rompiendo la monotonía.

Si elegimos una zona verde, la sensación de oxigenación y frescura será ideal para descargar tensiones, ayudando a reducir el estrés que en ocasiones genera el trabajo o la vida familiar.

Pasar un ratito al aire libre cada día es esencial incluso para nuestra nutrición, pues como sabemos la vitamina D sólo consigue activarse en presencia de luz solar para poder ser así, eficiente a la hora de asimilar el calcio. Si en nuestro picnic elegimos alimentos ricos en vitamina D como por ejemplo los pescados azules o los huevos, estaremos aprovechando de forma óptima esta vitamina.

¿Qué menús sencillos y sanos se pueden tomar al aire libre?

Propondremos algunas opciones de bocadillos y sándwiches saludables y naturales. Un bocadillo, que siempre lleva las dos tapas de pan (hidratos de carbono) debe estar relleno de algún alimento proteico, que no contenga grasas indeseables. De esta forma conseguiremos un alimento equilibrado en sí mismo, no obstante siempre es importante hacer un aporte extra de fruta o verdura para obtener un extra de vitaminas y minerales.

Primer plato: Los gazpachos y zumos de tomate caseros son alimentos fáciles de transportar en un pequeño termo, contienen además un importante aporte de carotenos (sustancia que además de múltiples beneficios, ayuda a fomentar el bronceado natural de nuestra piel). Aunque algo más incómodo, llevar una tartera con una ensalada de verduras y hortalizas también será buena idea. Siempre es bueno comenzar las comidas con un alimento líquido (cremas, sopas o gazpachos) o alimentos con alto contenido en agua como las verduras u hortalizas, simplemente para preparar el estómago y facilitar la posterior digestión.

Segundo plato: En este caso propondremos varias opciones de bocadillos sanos, todos ellos con un aporte elevado de vitamina D para aprovechar como comentábamos antes, los efectos de la luz solar:

  • Bocadillo de salmón ahumado: Salmón, queso crema 0%, unas ramas de cebollino y lechuga.
  • Bocadillo de atún: Una lata de atún, un huevo cocido, lechuga, tomate y espárrago blanco.
  • Bocadillo de caballa: Una lata de caballa en aceite con pimientos y finas tiras de cebolla.
  • Bocadillo de sardinas: Pisto de calabacín y cebolla con sardinitas en aceite de oliva.

NOTA: En caso de embarazo o periodo de lactancia, se recomienda elegir una de las dos últimas opciones, ya que el salmón y el atún están desaconsejados en estos casos por sus mayores concentraciones de mercurio.

Postre: Será opcional dependiendo del tipo de dieta y de las recomendaciones del dietista en cada caso. En un contexto tan natural, los que vayan a tomar postre, deberían elegir una pieza o ración de fruta de temporada.

¡¡A disfrutarlo!!