¿Cómo retomar los buenos hábitos alimentarios?

Ya se han terminado las fiestas y volvemos a nuestra saludable rutina. Nos despedimos del turrón, las comilonas y el alcohol y le damos la bienvenida a las verduras, el agua y el deporte.

Es bueno descansar y “liberarse” un poco con la comida en los días festivos pero siempre con moderación y sin olvidarnos de lo bien que nos sienta cuidar nuestra alimentación.

Para que no te cueste mucho bajar esos kilillos que has podido subir en Navidades, te propongo unos sencillos consejos:

  • Recupera la hidratación de tu cuerpo: no te olvides de consumir mucha agua (6-8 vasos al día), puedes tomarla en forma de infusiones (té rojo con leche desnatada, manzanilla con limón y un sinfín de variedades que encontramos en el mercado) o en forma de caldo desgrasado de verduras o pollo. Para hidratarte bien es mejor beber entre horas, evitando consumir demasiada cantidad de agua con las comidas para no dilatar demasiado el estómago.

  • Olvídate del hambre: pasar hambre es el gran enemigo de la dieta equilibrada, trata de comer un tentempié cada 3-4 horas a base de fruta de temporada, zumo natural, tortas de arroz o maíz bajas en sal, biscotes integrales con queso fresco o fiambre de pavo o yogures desnatados.

  • Limpia la casa de turrones y comidas navideñas y evita las tentaciones

  • Organiza las comidas y cenas: Es muy importante planificar lo que vas a comer durante la semana, para no caer en la pereza de cocinar y picotear cualquier cosa.

    Te recomendamos y te ayudamos a planificar el menú semanal:

    COMIDAS CENAS
    Lunes Verdura + Carne blanca Sopa + Huevo
    Martes Verdura + Pescado azul Crema + Fiambre de pavo
    Miércoles Carbohidrato + Verdura + Carne roja Verdura + Pescado blanco
    Jueves Verdura + Pescado blanco Ensalada + Huevo
    Viernes Verdura + Carne magra de cerdo Verdura + Atún
    Sábado Carbohidrato + Verdura + Marisco Verdura + Lacón
    Domingo Verdura + Carne blanca Puré + Huevo


  • Disminuye el consumo de grasas: Debo recordarte que la grasa es lo que más engorda por lo que debes eliminar totalmente las grasas saturadas (mantequilla, bollería, duces, embutidos, frutos secos fritos y tostados), moderar las grasas poliinsaturadas (aceite vegetal de girasol y semillas, así como los frutos secos) y controlar el consumo de grasas saludables (aceite de oliva, pescado azul).

  • Recupera tu actividad física: A la hora de hablar de hábitos saludables no podemos olvidarnos del deporte, da igual la intensidad lo importancia es la constancia. Puedes elegir andar, correr, ir al gimnasio o jugar al pádel. Lo importante es realizar algo de actividad física 5 días por semana un mínimo de 1 hora. ¡Ánimo y a por ello!